Los empaques, más allá de proteger productos, protegen marcas. Un empaque diseñado para generar una experiencia agradable se puede convertir en un increíble aliado de las marcas, generando así fidelidad y amor por ellas, que puede ser al instante.

La vista es el sentido que más atrae a la venta. Por lo anterior, es indispensable jugar con diseños y colores atractivos relacionados a la marca para generar una percepción positiva del producto. 

Los consumidores sí juzgan un producto por su empaque. Y aunque no determinan la calidad del artículo que contiene, sí dan una percepción a quien recibe o elige el producto de lo que encontrará dentro y puede marcar la diferencia de como lo califique.

La creatividad es clave a la hora de crear empaques atractivos y que además sean funcionales. Pensar en qué tipo de material, en los colores, el diseño gráfico, y sobre todo tener claro que el empaque puede ser más que un envoltorio, es importante a la hora de crear una estrategia de marketing. Los empaques que atraigan al consumidor pueden convertirse en el referente del producto para comprarlo nuevamente.

También es importante recordar que un buen empaque puede ser la razón de por qué alguien decide comprar un producto en lugar de otro. Es decir que no solo influye en empaques por ecommerce, sino que también en supermercados o tiendas.  

Apuéstale a empaques que sean tan bonitos que tus consumidores no quieran tirarlos a la basura y que decidan seguir utilizándolos. Aunque este no sea el objetivo primordial del empaque, es un comportamiento del consumidor que crea posicionamiento de la marca a través de “embajadores” voluntarios.  

Así que ya sabes: si quieres lograr un amor a primera vista, debes incluir al empaque en tu estrategia.

Suscríbete a nuestra lista de correos para estar informado de las últimas tendencias en empaques.

    Suscribirse a la lista de correos.

    [anr_nocaptcha g-recaptcha-response]