Un producto contiene muchas especificaciones, las cuales deben ser del conocimiento de tu cliente. El objetivo es prevenir riesgos para el consumidor o garantizar que este conozca algunos pasos o recomendaciones para el correcto uso del producto. En esto juega un rol importante la etiqueta que lleva tu producto. Por lo que te dejamos algunos puntos que consideramos no debes dejar de colocarle:

Ingredientes
Esta es la principal razón por la cual un consumidor revisa una etiqueta. No solo guía a tu cliente sobre qué contiene, sino que puede evitar su uso en casos de alergias o cualquier padecimiento de salud.

Indicaciones de uso
Este punto es clave en los casos en los cuales el producto forma parte de un proceso que realiza tu cliente, como el lavado de cabello o la preparación de comida. Y aplica no solo para indicaciones de tu producto como tal, sino también en cómo abrir el empaque, cómo sellarlo de nuevo o sobre qué no debe hacer para evitar inconvenientes.

Contacto
Los datos del fabricante son importantes en caso de cualquier reacción contraproducente que pueda tener tu producto. De esta forma tu cliente puede contactarte de forma directa en caso de un problema grave.

Fecha de caducidad y condiciones de conservación especiales
Cuando el producto que estás entregando a tu cliente es muy delicado, ya sea por el tiempo de vida útil o consumible o por características que debe considerar al almacenarlo, debes comunicarlo y la etiqueta te sirve para eso.

Certificaciones
Colocar logos de certificaciones, tanto de tu producto como del empaque, es clave. Esto le da a tu consumidor la tranquilidad de que se siguen procesos adecuados o que el material del empaque sigue normas en respeto al medio ambiente, entre otros.

Para cumplir con todos los puntos anteriores es indispensable elegir un tamaño y material adecuado para la etiqueta de tu producto, de forma que asegure que la información llegue hasta el consumidor. No olvides que estas son solo algunas recomendaciones, debes cumplir lo requerido legalmente según tú tipo de producto.
En SigmaQ cuidamos siempre la calidad de las etiquetas para que toda la información que quieras transmitir a tus clientes llegue en óptimas condiciones.