Según Enfasis Packaging (Marzo-Abril), 33% de las decisiones de compra se atribuyen al empaque, ya que éste es la primera impresión que un consumidor tiene de un producto. El empaque exitoso, es el que logra llamar la atención y generar emociones positivas en el consumidor, al mismo tiempo.

¿Cómo diseñar empaques exitosos?
Primero, enfócate en cada segmento de tu público objetivo por separado, no en la generalidad. Ya que el formato, tamaño, colores, tipografía, proporción entre imagen y texto e incluso su textura—en conjunto—atraerán a diferentes grupos de consumidores, en base a su: cultura, estilo de vida, género y demás características. Por ejemplo, la gente:
• Activa: prefiere empaques con colores brillantes y amigables, tipografías llamativas y detalles gráficos
• Más conservadora: opta por tonos cromáticos suaves con formatos equilibrados y formales
• De mayor nivel adquisitivo: prefiere colores oscuros, tipografías elegantes, formato minimalista y sofisticado

Luego, define claramente lo que quieres comunicar a través del packaging.

Teniendo claro el mensaje a transmitir y las preferencias de tu público target, lograrás generar una mayor emoción en tu consumidor potencial, por ende impulsándolo a la compra. A continuación, algunos ejemplos de cómo cada segmento de consumidores percibe distintas emociones y connotaciones de un mismo aspecto del empaque:

• Peso: En el mercado de cubertería y utensilios, las piezas de mayor peso se asocian a mayor calidad y lujo. Mientras que una laptop liviana se considera más moderna y de mejor calidad que una grande y pesada.
• Formas: Los productos con líneas curvas se asocian más a la feminidad y al bienestar, mientras que los de líneas rectas, a lo masculino. Además, las formas básicas, naturales y orgánicas conectan mejor con el cerebro, mientras que un exceso de elementos genera frustración; por eso, el producto más vendido del mundo es una pelota.
• Cultura y color: La cultura también afecta la percepción del color: en Occidente, el luto se asocia al color negro, y en la cultura hindú, al blanco.
• Sexo: Los hombres compran por la vista y las mujeres por la nariz y el oído, por lo que la comunicación “unisex” no es efectiva.
• Daños en envases: El consumidor descarta inmediatamente los empaques abombados, con esquinas dobladas o incluso con el plástico protector levemente rasgado; aunque no afecten la calidad del producto.

sigmaq

About sigmaq

Suscríbete a nuestra lista de correos para estar informado de las ultimas tendencias en empaques.